• Galego
  • Español

Antes de empezar el Camino

Usted está aquí

Comenzaremos la  preparación del Camino con al menos  dos meses de antelación para evitar lesiones y disfrutar de su filosofía. Haremos paseos cortos en terrenos irregulares  preferiblemente en el monte hasta que lleguemos a sentirnos cómodos  con la distancia que pensemos recorrer en cada etapa. En las últimas salidas llevaremos la mochila cargada para irnos acostumbrando y darnos cuenta de si su peso es excesivo.

Antes de empezar a andar  es importante  hacer algunos estiramientos prestando especial  atención a las piernas: colocaremos las manos contra la pared y apoyaremos despacio la planta hasta notar  cierta tensión detrás de las rodillas a medida que nos vamos acercando al suelo.

Si hacemos el Camino en bicicleta  también necesitaremos un entrenamiento previo y tendremos que ir con máxima atención.

Si decidimos hacerlo a caballo el animal irá asegurado, observaremos diariamente su salud y herraje, con un previo reconocimiento veterinario, vacunas, alimentación, higiene, botiquín y finalizando cada etapa al paso.

Es recomendable peregrinar acompañado si vamos en bicicleta  o a caballo.

Unos días antes de partir prepararemos además de los enseres un botiquín, pero es preferible asesorarse sobre lo que cada uno necesita para evitar contraindicaciones y efectos secundarios: pueden sernos de utilidad analgésicos y antiinflamatorios, (pero nunca se tomarán en ayunas y así evitaremos poner a prueba nuestro estómago), agujas esterilizadas para sacar el líquido  de las ampollas e hilo, apósitos, alcohol, crema hidratante y solar, alcohol de romero para masajes y no olvidarnos el material de aseo.

 

 

Concello de Paradela